Página de inicio > Recetas > Tortellini con relleno de ricotta y espinacas
print

Tortellini con relleno de ricotta y espinacas

En esta receta, te mostramos cómo preparar el relleno de los tortellini utilizando una bolsa de congelación y cómo rellenarlos luego fácilmente.

Los platos de pasta siempre son un acierto, ya que gustan a todo el mundo. Sin embargo, es verdad que normalmente saben mucho mejor cuando los hacemos con cariño en casa. Entre los favoritos, los tortellini nunca faltan y mucho más ahora que empieza a refrescar en la calle y apetece más estar a gusto en casa. A nosotros nos encanta el relleno de espinacas y ricotta: ¡es un clásico, pero está delicioso! Aquí te contamos la mejor manera de prepararlo y cómo aprovechar las espinacas que tienes en casa para el relleno.

Ingredientes

Para 4 personas
   100 g de espinacas congeladas
   1 cebolla
   1 diente de ajo
   2 cdas. de aceite de oliva
   150 g de ricotta
   1 yema de huevo
   50 g de parmesano rallado
   Sal y pimienta
   1 cda. de pan rallado
   200 g de pasta fresca (comprada o hecha en casa)
Preparación
30 - 40 minutos
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Paso 1:

Descongela las espinacas, presiónalas para eliminar el exceso de agua y pícalas finamente.

 

Paso 2:

Pela la cebolla y el diente de ajo y córtalos en dados muy finos. Calienta el aceite de oliva en una sartén y sofríelos hasta que la cebolla esté blanda y transparente.

 

Paso 3:

Mezcla la ricotta, el parmesano y la yema de huevo en un bol hasta conseguir una consistencia cremosa. Salpimenta la mezcla. Añade las espinacas, la cebolla picada, el ajo picado y el pan rallado, y mezcla todo muy bien. Vierte la mezcla en una bolsa de congelación Albal®, ciérrala bien y resérvala en el frigorífico durante unas horas o toda la noche. De esta forma, los ingredientes podrán integrarse bien en la mezcla y desarrollar un aroma increíble.

Consejo Albal®: Conservar en una bolsa congelación Albal®

Paso 4:

Corta la pasta en círculos: puedes encontrar la receta aquí.

 

Paso 5:

Corta una pequeña esquina de la bolsa de congelación de Albal® y tendrás una manga pastelera con la que podrás distribuir perfectamente el relleno sobre la masa. De esta forma, el reparto de la mezcla será mucho más preciso, podrás extenderla mucho mejor y te ahorrarás el tedioso y lento proceso de hacerlo con cucharas.

 

Paso 6:

Dobla los círculos en forma de medialuna y presiona bien los bordes laterales. Sella bien también los bordes exteriores para que no se te salga el relleno ni se abran los tortellini.

 

Paso 7:

Por último, cuece a fuego lento los tortellini en agua con sal durante 4 o 5 minutos.

Tu delicioso plato de pasta estará listo. ¡A disfrutar! La próxima vez, podrías probar con un menú italiano diferente y más otoñal, como unos deliciosos ñoquis de calabaza.

Recetas relacionadas

Un postre delicioso para alegrarte el día

Pan en forma de conejo de Pascua

Una receta perfecta para los que no tengan mucho tiempo. ¡Esta Quiche de calabacín y jamón york en colaboración con Thermomix te encantará!