Página de inicio > Tips & Tricks > ¿Se puede congelar la cebolla que te sobra?
print

¿Se puede congelar la cebolla que te sobra?

¿Has picado demasiada cebolla o tienes algunas cebollas que se te van a poner malas pronto?

Entonces, ¡congela todo lo que no vayas a utilizar! Además de ser una opción sostenible, también es muy práctica. A continuación, te mostramos la mejor forma de congelar la cebolla. ¡La cebolla es el ingrediente estrella de casi cualquier plato! Esto se debe a que le da a la comida ese toque especial que tanto nos gusta. Sin embargo, muchas veces no necesitamos una cebolla entera para lo que estamos haciendo. El problema es que una vez que cortamos la cebolla, tenemos que consumirla rápidamente. Otro punto que debemos tener en cuenta a la hora de comprar cebollas es que se ponen malas antes de lo que nos gustaría. Pero ¡no te preocupes! Tenemos la solución perfecta para disfrutar de este maravilloso ingrediente sin desperdiciarlo: congela la cebolla que te haya sobrado o las que no vayas a consumir pronto en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal® para que conserven sus propiedades durante más tiempo. De esta forma, podrás descongelar y reutilizar la cantidad que necesites en cualquier momento.

29. abril 2022, 11:24 Uh

Congelar cebollas: aquí te explicamos cómo hacerlo correctamente

Congelar cebollas es muy rápido y fácil. Puedes congelarlas crudas o blanquearlas previamente. Sea como sea, es muy importante que no metas las cebollas enteras en el congelador. Si lo haces, tardarían mucho tiempo en congelarse y también en descongelarse. Aquí te explicamos cómo congelar las cebollas correctamente:

Congelar cebollas crudas

  1. Quítales la piel a las cebollas y córtalas en trozos del tamaño que más te guste. A continuación, te mostraremos qué tamaños son los más prácticos para congelar cebollas.
  2. Coloca una hoja de papel de horno sobre una bandeja de horno y reparte los trozos de cebolla cortados bien separados unos de otros. De este modo, te será más fácil dividir las porciones.
  3. Mete la bandeja de horno con los trozos de cebolla en el congelador durante una hora.
  4. Una vez pasado este tiempo, mete los trozos de cebolla congelados en bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal®. Te recomendamos llenar las bolsas de forma que queden planas y no demasiado llenas, para que luego puedas sacar la cantidad de cebolla necesaria con mayor facilidad y ahorrar espacio en el congelador.
  5. Por último, saca con cuidado el aire de las bolsas, ciérralas y mételas en el congelador.

No te preocupes por el intenso olor de la cebolla: ¡las bolsas de congelación Ultra-Zip® de Albal® son completamente herméticas y no dejan escapar los olores!

Congelar cebollas blanqueadas

Las cebollas blanqueadas también pueden congelarse de forma segura. Lo único que debes tener en cuenta es que tienes que esperar a que se enfríen antes de meterlas en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal® y congelarlas. ¿Te gusta el jugo sabroso que queda después de saltear la cebolla? También lo puedes congelar, ya que el cierre hermético Ultra-Zip® te garantiza que no haya fugas.

Truco Albal® Cortar y congelar las sobras de cebolla

Congelar cebollas: 3 ideas prácticas

Para aprovechar la cebolla congelada de una forma más práctica, te recomendamos congelar trozos de diferentes tamaños:

1. Dados de cebolla pequeños para un toque rápido de sabor

Llena una bolsa de congelación hermética Ultra-Zip® de Albal® con dados pequeños de cebolla. De esta forma, podrás darle un toque de sabor rápido a todo tipo de platos. Lo bueno de este tamaño es que la cebolla picada siempre viene bien, ya sea para un salteado de verduras, con carne picada, platos de pasta, etc

2. Trozos de cebolla grandes para caldos y salsas

En otra bolsa de congelación hermética Ultra-Zip® de Albal® puedes meter trozos de cebolla más grandes. Por ejemplo, puedes cortar la cebolla en cuartos o en octavos, según su tamaño. Estos trozos más grandes son ideales para hacer caldos o salsas.

3. Aros de cebolla como aderezo

Te recomendamos congelar la tercera parte de las cebollas que te sobran en forma de aros de cebolla. Los aros de cebolla, ya sea crudos o fritos, son perfectos como aderezo de ensaladas, platos de carne u otros platos.

Descongelar correctamente las cebollas: ¿qué debes tener cuenta?

Sigue estos consejos, independientemente del tamaño de los trozos de cebolla que hayas congelado: cuando quieras utilizar la cebolla que tienes congelada, solo tienes que sacar la cantidad deseada de tu bolsa de congelación hermética Ultra-Zip® Albal® y ponerla en la olla o sartén sin descongelar. Sacar la cantidad exacta es increíblemente fácil gracias al cierre hermético Ultra-Zip® y a la práctica solapa de apertura de la bolsa. Ten en cuenta que si congelas las cebollas, cuando las descongeles no estarán tan crujientes como antes. Por eso, la cebolla descongelada es apta para cocinar y freír, pero no para su consumo en crudo. Los trozos de cebolla pueden estar congelados hasta un año. Puedes encontrar más información interesante sobre la vida útil de los alimentos congelados en nuestra aplicación Foodsaver.

Aquí también encontrarás ideas interesantes para almacenar alimentos, recetas deliciosas y consejos increíbles con los que evitar el desperdicio de alimentos.

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

Llega el fin de la temporada de berenjenas. Sin embargo, esto no quiere decir que tengamos que renunciar a recetas deliciosas como la moussaka, entre otras. Congélalas adecuadamente para que puedas disfrutarla meses después

El papel de horno es más versátil de lo que crees. Con la técnica adecuada, puedes convertirlo en moldes para magdalenas o cortarlo con la forma perfecta para que quepa perfectamente en un molde redondo. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

¿Es necesario escaldar las judías verdes antes de congelarlas? ¿Cuál es la vida útil de las judías congeladas? ¿Algún aspecto que necesite atención especial? Explicamos paso a paso cómo congelarlas.