Página de inicio > Recetas > Ñoquis de Calabaza
print

Ñoquis de Calabaza

Un ñoqui, pequeño, fino y colorido de calabaza, sémola y parmesano ¡Una delicia!

¿Hacer ñoquis tú mismo? Por supuesto que sí, no es difícil. Y te aseguramos que el resultado son ñoquis de calabaza muy aromáticos que saben realmente deliciosos, los puedes acompañar con mantequilla de salvia, salsa de queso o con la salsa que tu prefieras o, como en nuestro ejemplo, en una ensalada crujiente.

Ingredientes

Para 4 personas
   1 calabaza pequeña (aprox. 700 g)
   50 g de queso parmesano
   75 g de sémola de trigo duro
   50 g de harina
   50 g de almidón de maíz
   sal, pimienta
   1 cucharada de aceite de oliva
   Film transparente de Albal®
   Papel de horno Albal®
Preparación
Preparación 45 min. Horneado 30 min.
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Paso a Paso

  1. Precalienta el horno a 180 °C de convección (200° de calor superior/inferior) Lava y corta la calabaza por la mitad y quita las semillas con una cuchara. Cortar en octavos y colocar en una bandeja cubierta con papel de horno Albal®. Hornear en el horno durante 25-30 minutos hasta que la calabaza esté blanda. Saca la calabaza del horno, ponla en un recipiente y déjala enfriar durante unos 15 minutos.
  2. Mientras tanto, ralla finamente 50 g de queso parmesano en un tazón. Añade 75 g de sémola de trigo duro, 50 g de harina, 50 g de almidón de maíz y 1 cucharadita de sal, pimienta al gusto y mezcla.
  3. Una vez esté fría la calabaza, mezcla la calabaza con la batidora eléctrica de mano durante unos 2 minutos hasta hacer un puré. Añade la mezcla de harina y parmesano y una cucharada de aceite de oliva y mézclalo todo de nuevo con la batidora hasta obtener una masa suave. Con las manos enharinadas, forma una bola con la masa y envolverla en film transparente Albal® y dejar reposar en la nevera durante 30 minutos.
  4. Espolvorea la superficie de trabajo con harina. Amasar la masa con las manos enharinadas. Si la masa está demasiado pegajosa, agregar un poquito más de harina, pero sin pasarse. Dividir la masa en trozos pequeños del tamaño de una nuez, hacer bolitas y presionarlos ligeramente con un tenedor para dar a los ñoquis de calabaza su forma.
  5. Hierve agua salada en una olla. A continuación, reduce la temperatura para que el agua ya no sea burbujeante, sino que hierva. Pon los ñoquis de calabaza en el agua hirviendo y cocina. Cuando comiencen a flotar en la parte superior (después de unos 3 minutos), estarán listos. Saca los ñoquis del agua con una espumadera y sírvelos con pesto o una salsa de queso cremoso, por ejemplo.

Receta Albal® Masa para ñoquis de calabaza en film transparente y ñoquis crudos en superficie de trabajo enharinada.

Nuestra recomendación

Para completar nuestra receta, tras sacar los ñoquis del agua, resérvalos por separado en papel de horno. Calienta un poco de aceite en una sartén y fríelos brevemente por todas partes. Acompáñalos aún calientes en una ensalada fresca con canónigos, uvas, nueces y manzana con un aderezo de hierbas con vinagre y aceite.

Albal® Ñoquis de calabaza fritos, ensalada de canónigos, uvas, nueces, manzana, aderezo hierbas, vinagre y aceite.

LO MEJOR PARA LAS SOBRAS

Mezcla los ñoquis de calabaza cocidos con un poco de aceite para que no se peguen. Consérvalos en un tazón cubierto con film transparente Albal® en el frigorífico durante 3 días. Saltea los ñoquis en la sartén y disfrútalos en ensalada o con salsa.

 

Recetas relacionadas

Una manera fácil y rápida de cocinar una receta de pescado exquisita

Así es como nos gustan las verduras: en un puré cremoso y picante

Prepara una tortilla de patatas fácil, ligera y sin apenas manchar. ¡Está deliciosa! Pero tendrás que elegir tu preferida: ¿con cebolla o sin cebolla?