Página de inicio > Recetas > Noquis caseros de patata
print

Noquis caseros de patata

¿Has vuelto a comprar demasiadas patatas? Entonces, aprovéchalas para preparar unos deliciosos ñoquis de una forma muy fácil.

Las patatas son un alimento muy versátil. Por eso, normalmente solemos tener más de la cuenta en casa. Si ese es tu caso, ¡no te preocupes!: cuando estén demasiado blandas y veas que empiezan a ponerse malas, puedes aprovecharlas para hacer ñoquis. Además, puedes disfrutar de este clásico italiano inmediatamente o cocinar cantidades más grandes y congelarlas para comerlas otro día.

Ingredientes

Para 4 personas
   750 g de patatas (harinosas o ya muy blandas)
   125 g de harina
   125 g de sémola de trigo duro
   1 huevo
   Sal y pimienta
   1 ramita de salvia
   2 cucharadas de mantequilla
   50 g de parmesano
Preparación
45-50 min
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

PASO 1

Cuece las patatas con piel en agua hirviendo durante unos 20 minutos. Tras escurrir el agua caliente, pela las patatas inmediatamente y machácalas con un prensa patatas mientras aún estén calientes. Si no tienes un prensa patatas, también puedes machacarlas con un tenedor, ya que estarán blandas, por lo que no será muy difícil.

PASO 2

Mezcla la masa de patatas con la harina, la sémola y el huevo hasta conseguir una consistencia suave y uniforme. Puedes hacerlo a mano o con el gancho de amasar de tu robot de cocina. A continuación, salpimenta la masa y déjala reposar a temperatura ambiente durante una hora.

PASO 3

Pon a hervir abundante agua con sal en una olla y luego forma un ñoqui de prueba. Introdúcelo con cuidado en el agua, baja la temperatura para que no llegue a hervir y deja que la masa se cocine durante 10 minutos. Cuando esté listo, comprueba si es necesario sazonar la masa o añadir más sémola.

PASO 4

Si la consistencia de la masa esté bien, forma un rollo de unos 2 cm de grosor con el resto de la masa y corta trozos de 2 cm de largo. Puedes utilizar un tenedor para hacer en los ñoquis el típico dibujo de hendiduras. Introdúcelos por tandas a fuego medio en agua salada hirviendo durante unos 10 minutos.

Paso 5:

Mientras tanto, lava las hojas de salvia y sécalas. Calienta la mantequilla en una sartén y fríe la salvia hasta que esté crujiente. En cuanto los ñoquis estén cocidos, sácalos del agua, déjalos escurrir ligeramente y sírvelos con la mantequilla de salvia y un poco de parmesano. ¡Listo!

Albal®: dar forma a los ñoquis con la ayuda de un tenedor.

Congelar los ñoquis de patata

Lo mejor de este plato es que se puede congelar y conservar fácilmente para disfrutarlos otro día. Para ello, escúrrelos bien después de la cocción. En lugar de servirlos directamente, simplemente mételos en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal® y luego en el congelador. De esta forma, se pueden conservar frescos durante seis meses. Nuestra aplicación Foodsaver te recordará a tiempo, cuándo debes consumirlos, antes de que se pongan malos. Además de estar riquísimo, es un plato que te permite comerlo de diferentes maneras: por ejemplo, con una deliciosa salsa de tomate hecha con tomates maduros, con chorizo o con un sabroso pesto.

 

¿Te han entrado ganas de cocinar? ¡Tenemos muchas recetas que te encantarán! ¿Has hecho alguna vez kétchup casero? ¿Te atreves a probar el pan de patata?

Recetas relacionadas

Sabrosos ya sea individualmente o juntos – una manera deliciosa y sana de comer verduras

Una receta de David Arroyo (Ideas_entre_fogones)

Helado de moras 09.08.2019

Cocina un apetitoso helado sin necesidad de utilizar heladera