Página de inicio > Tips & Tricks > Consejos frescos y jugosos para evitar el desperdicio de alimentos
print

Consejos frescos y jugosos para evitar el desperdicio de alimentos

¡Ya no tendrás que volver a tirar la fruta demasiado madura ni la que sobra!

Frutos del bosque, melocotones jugosos, peras maduradas al sol y mucho más: el verano nos regala infinidad de delicias dulces. Pero en los días calurosos suele pasar que la fruta se madura demasiado pronto y no se consume a tiempo y finalmente acaba tirándose. Con un sencillo truco, los apreciados alimentos ya no volverán a acabar en la basura y tendrás siempre a mano tu fruta favorita, incluso pasado el verano. La mayoría de las frutas se conservan congeladas hasta un año. Hoy te enseñamos como congelar correctamente los restos de fruta para hacerte más fácil el día a día, además de evitar el desperdicio de alimentos.

26. julio 2021, 17:40 Uh

¿Qué fruta puedo congelar?

 Antes de empezar a congelar debes tener en cuenta que no todas las clases de fruta son aptas para ello.

Esta es la fruta que se puede congelar:

  • Fruta con hueso: albaricoques, ciruelas, melocotones, cerezas (antes hay que quitarles el hueso y también se pueden rociar con una solución azucarada)
  • Bayas: grosellas, frambuesas, fresas
  • La fruta con alto contenido de agua p. ej. las manzanas toman una consistencia pegajosa después de rasparlas. Esto se puede evitar haciendo puré la fruta y distribuyéndola en porciones antes de congelarla. Gracias al cierre Ultra-Zip® de las bolsas de Congelación Ultra-Zip® de Albal®, es posible guardar el puré de fruta con seguridad y abrirlo y cerrarlo una y otra vez.
  • Ruibarbo.
  • Plátanos (corta los plátanos o aplástalos y rocíalos con zumo de limón, de lo contrario se volverán de color marrón. Así se hace.

 

Esta es la fruta que no se debe congelar:

  • Uvas
  • Sandía

Estas frutas tropicales no soportan las bajas temperaturas, pues pierden su consistencia.

¿No tienes claro si puedes congelar tu comida favorita? En la aplicación Foodsaver de Albal® encontrarás más consejos prácticos sobre las distintas clases de frutas y verduras.


Buena organización = preparación rápida

¡Se acabó el olvidarse de nada, se acabó el desperdiciar! Tómate unos minutos para introducir los datos de la fruta en la aplicación Foodsaver de Albal® antes de descongelarla.  Gracias al código frescor impreso o autogenerado, tú y tu familia podéis ver en todo momento en la aplicación Foodsaver si los ingredientes están todavía frescos. Además, recibirás un recordatorio automático cuando se acerque el tiempo límite para consumir determinados alimentos. Así la comida acaba a tiempo en el plato o el vaso en lugar de en la basura. ¿Qué es lo mejor de todo? La aplicación gratuita Foodsaver de Albal® contiene prácticos consejos e información sobre 500 alimentos diferentes y sus tiempos de congelación. ¡Así todo te saldrá bien! Más sobre el tema.

 Consejo: También puedes preparar porciones de mezclas de ingredientes listas para meter en la batidora agregando un poco de agua o leche. Así te ahorrarás mucho trabajo y tiempo en el próximo desayuno.

¡Merece la pena guardar los restos!

¿Ha sobrado mucha macedonia del último picnic? ¿Te han sobrado ciruelas después de haber hecho una tarta? En lugar de tirar los restos de fruta a la basura puedes guardarlos en una bolsa de congelación Ultra-Zip® de Albal®. ¡Te sorprenderá lo rápido que se llena! La mezcla aleatoria de fruta la puedes preparar luego en forma de mousse o batido y crear así combinaciones de sabores originales. Puede que al hacerlo descubras por casualidad tu nueva receta favorita.

 

El verano es tiempo de bayas

Endulza el verano con una variada reserva de bayas congeladas. Las bayas no solo son ideales como ingrediente en bebidas frescas y jugosas de verano, sino también para acompañar tu desayuno. Para que las bayas no se aplasten al congelarlas y conserven su forma hay un truco muy sencillo: lávalas bien, extiéndelas sobre un plato o bandeja y deja que se congelen durante unas 24 horas en el congelador antes de meterlas en una bolsa de congelación hermética Ultra-Zip® de Albal®. ¡Listo! Una vez dentro de la bolsa de congelación, las bayas se pueden guardar ocupando muy poco espacio, así tendrás sitio suficiente incluso en el congelador más pequeño.

 ¿Te gustaría descubrir más consejos prácticos relativos al verano? Aquí descubrirás cómo hacer más fácil y delicioso tu próximo picnic.

Congelar la fruta y guardarla de forma práctica y segura con las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal®.
Las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip®, para congelar bayas frescas de forma segura y ahorrando espacio.

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

Los reposteros seguro que están familiarizados con este truco: El pastel está en el horno y sobra una clara o una yema de huevo. ¡Sí, claro que sí, la congelación es una posible solución!

¿Compraste mantequilla y ahora tienes que almacenarla?. O ¿te queda algún trozo en la nevera? No hay problema, la mantequilla se puede congelar muy bien.

Antes de que los plátanos maduros terminen en la basura, los rescatamos y los congelamos. Los plátanos maduros son perfectos para batidos, helados o pasteles. ¡Congelar en vez de tirar es el lema!