Página de inicio > Tips & Tricks > ¿Cómo congelar correctamente las berenjenas?
print

¿Cómo congelar correctamente las berenjenas?

Llega el fin de la temporada de berenjenas. Sin embargo, esto no quiere decir que tengamos que renunciar a recetas deliciosas como la moussaka, entre otras. Congélalas adecuadamente para que puedas disfrutarla meses después

Al igual que los calabacines y los tomates, las berenjenas crecen mejor en verano. Esto es perfecto, ya que nos encantan en ensaladas y a la parrilla. Por desgracia, cuando el otoño se acerca, la temporada de berenjenas también se acaba. Sin embargo, si no quieres renunciar a ellas en ningún momento del año, puedes congelarlas fácilmente. ¡Aquí te damos un par de consejos para conseguir un resultado perfecto!

04. octubre 2022, 13:01 Uh

Congelar berenjenas

Te recomendamos congelar las berenjenas en porciones para que puedas descongelarlas y utilizarlas según sea necesario. Además, para ahorrar espacio en el congelador, lo mejor es escaldar las verduras en rodajas antes de congelarlas. Nuestro consejo es:

  1.  Lava, pela y corta las berenjenas en rodajas de unos 8 mm de grosor. ¡Importante!: debes escaldar las verduras inmediatamente, ya que, de lo contrario, se empezarán a oxidar y a poner negras.
  2. Pon a hervir de 2 a 3 litros de agua en una olla, dependiendo de la cantidad de berenjenas que tengas. Cuando el agua esté hirviendo, añade entre 200 y 300 ml de zumo de limón a la olla: esto evita que las rodajas de berenjena se oxiden más tarde. A continuación, escalda las berenjenas por tandas durante unos 2 minutos.
  3. Cuando estén listas, saca con cuidado las rodajas de la olla y escúrrelas en agua helada durante 5 minutos. Una vez escurridas, puedes meterlas en el congelador en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal®. De esta forma, se mantendrán bien conservadas en el congelador hasta 9 meses.
Congela las berenjenas en las bolsas de Congelación Ultra-Zip® de Albal®

Además de escaldadas, también puedes congelar berenjenas ya cocinadas. Por ejemplo, puedes cortarlas en dados pequeños, saltearlas, rehogarlas o freírlas y guardarlas en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal® en el congelador una vez que se hayan enfriado.

Nuestra aplicación Foodsaver de Albal® te recordará cuándo debes descongelar y consumir tus berenjenas congeladas.

 

¿Quieres más consejos y trucos sobre cómo congelar alimentos correctamente? Echa un vistazo aquí: ¡tenemos muchas ideas que te sorprenderán y encantarán!

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

¡Ya no tendrás que volver a tirar la fruta demasiado madura ni la que sobra!

Antes de que los plátanos maduros terminen en la basura, los rescatamos y los congelamos. Los plátanos maduros son perfectos para batidos, helados o pasteles. ¡Congelar en vez de tirar es el lema!

Los reposteros seguro que están familiarizados con este truco: El pastel está en el horno y sobra una clara o una yema de huevo. ¡Sí, claro que sí, la congelación es una posible solución!