Página de inicio > Tips & Tricks > ¿Cómo congelar correctamente las berenjenas?
print

¿Cómo congelar correctamente las berenjenas?

Llega el fin de la temporada de berenjenas. Sin embargo, esto no quiere decir que tengamos que renunciar a recetas deliciosas como la moussaka, entre otras. Congélalas adecuadamente para que puedas disfrutarla meses después

Al igual que los calabacines y los tomates, las berenjenas crecen mejor en verano. Esto es perfecto, ya que nos encantan en ensaladas y a la parrilla. Por desgracia, cuando el otoño se acerca, la temporada de berenjenas también se acaba. Sin embargo, si no quieres renunciar a ellas en ningún momento del año, puedes congelarlas fácilmente. ¡Aquí te damos un par de consejos para conseguir un resultado perfecto!

04. octubre 2022, 13:01 Uh

Congelar berenjenas

Te recomendamos congelar las berenjenas en porciones para que puedas descongelarlas y utilizarlas según sea necesario. Además, para ahorrar espacio en el congelador, lo mejor es escaldar las verduras en rodajas antes de congelarlas. Nuestro consejo es:

  1.  Lava, pela y corta las berenjenas en rodajas de unos 8 mm de grosor. ¡Importante!: debes escaldar las verduras inmediatamente, ya que, de lo contrario, se empezarán a oxidar y a poner negras.
  2. Pon a hervir de 2 a 3 litros de agua en una olla, dependiendo de la cantidad de berenjenas que tengas. Cuando el agua esté hirviendo, añade entre 200 y 300 ml de zumo de limón a la olla: esto evita que las rodajas de berenjena se oxiden más tarde. A continuación, escalda las berenjenas por tandas durante unos 2 minutos.
  3. Cuando estén listas, saca con cuidado las rodajas de la olla y escúrrelas en agua helada durante 5 minutos. Una vez escurridas, puedes meterlas en el congelador en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal®. De esta forma, se mantendrán bien conservadas en el congelador hasta 9 meses.
Congela las berenjenas en las bolsas de Congelación Ultra-Zip® de Albal®

Además de escaldadas, también puedes congelar berenjenas ya cocinadas. Por ejemplo, puedes cortarlas en dados pequeños, saltearlas, rehogarlas o freírlas y guardarlas en las bolsas de congelación herméticas Ultra-Zip® de Albal® en el congelador una vez que se hayan enfriado.

Nuestra aplicación Foodsaver de Albal® te recordará cuándo debes descongelar y consumir tus berenjenas congeladas.

 

¿Quieres más consejos y trucos sobre cómo congelar alimentos correctamente? Echa un vistazo aquí: ¡tenemos muchas ideas que te sorprenderán y encantarán!

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

¡Conservar las ciruelas frescas es muy sencillo! Con un par de pasos, podrás tener ciruelas en el congelador listas para comer en cualquier momento del año.

Los envoltorios de cera de abeja no solo son reutilizables, sino que son increíblemente versátiles: ¡puedes utilizarlos para almacenar comida en la nevera, en la cocina o cuando estés fuera de casa!

Espaguetis, macarrones, caracolas, tallarines... ¡La pasta cocida puede congelarse fácilmente para conservarla durante más tiempo!