Página de inicio > Recetas > Caldo casero con restos de verduras
print

Caldo casero con restos de verduras

Queremos acabar con el desperdicio de alimentos. Ahora apostamos por el reciclaje y la reutilización. Aquí te mostramos cómo hacer un caldo casero con restos de verduras.

¿A ti también te pasa? Cuando preparas verduras, ¿te suelen sobrar bastantes restos que luego tienes que tirar? Normalmente, tanto las cáscaras como los trozos demasiado grandes de los extremos de las verduras acaban en la basura orgánica. En nuestra opinión, eso es un desperdicio total, porque tenemos diferentes alternativas para aprovechar las sobras. Estos restos pueden utilizarse fácilmente para hacer un caldo de verduras casero o un concentrado de caldo de verduras, por ejemplo. ¡Es muy sencillo! A continuación, te indicamos los pasos que debes seguir.

Reciclar y reutilizar alimentos es muy fácil

En lugar de seguir llenando la basura de residuos orgánicos, tenemos una sugerencia para ti: congela los restos de verduras que te sobren. De esta forma, se conservarán durante mucho tiempo y te servirán como ingredientes para tu próximo caldo casero. Además, también descubrirás nuevas combinaciones de verduras deliciosas. Estamos seguros de que este caldo te gustará tanto que acabarás probando una gran variedad. Te recomendamos utilizar los siguientes restos:

 

●         Tallos y hojas de hierbas

●         Tallos de champiñones

●         Cáscaras y extremos de: hinojo, puerro, cebolla, apio, zanahoria, chirivía, raíz de perejil, cebolleta y ajo fresco

●         Cáscaras y hojas exteriores de coles suaves como: repollo, repollo de hoja rizada y colirrábano

●         Mazorcas de maíz

●         Hojas de: zanahorias, apio, nabo y coliflor

Guardar los restos de las verduras

Es posible que tardes varias semanas hasta tener suficientes restos de verduras. Te recomendamos guardarlos en las Bolsas de Congelación Herméticas Ultra-Zip® de Albal® de 3 litros, ya que te ofrecen espacio de sobra. Además, estas bolsas se pueden abrir y cerrar fácilmente una y otra vez.

Ingredientes

Para 4 personas
   1 ½ kg de restos de verduras congelados
   3 litros de agua
   1 cucharada de sal
   Hierbas secas (opcionales)
Preparación
10 minutos
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Preparación del concentrado de caldo de verduras

  1. Corta las verduras en trozos pequeños y ponlas en una olla con la sal y el agua.
  2. Deja que el caldo hierva durante 15 minutos hasta que las verduras estén blandas.
  3. Tritura las verduras y mete la mezcla en Bolsas de Congelación Herméticas Ultra-Zip® de Albal®.

Elige la forma de almacenamiento adecuada para tus verduras, caldos y concentrados

La preparación de un caldo o concentrado de verduras casero comienza con la elección de la bolsa de congelación adecuada. ¡Nosotros te ayudamos!

Grandes cantidades - caldo claro de verduras

¿Tu caldo está listo? ¡Muy bien! Ahora es el momento de congelarlo y conservarlo. Si necesitas con frecuencia grandes cantidades, como para preparar un risotto o un consomé, te recomendamos utilizar las bolsas de congelación Ultra-Zip® de 1 litro.

Pequeñas cantidades - concentrado de caldo de verduras

¿De vez en cuando necesitas una pastilla de tu concentrado de caldo de verduras casero? Nuestra solución: las Bolsas de Cubitos de Hielo de Albal®. En función de la cantidad que necesites, puedes sacar uno o dos cubitos del congelador. ¿A que es muy práctico?

Guarda tus restos de verduras y congélalos como base sostenible para tu caldo vegetal.

¿Quieres más consejos para reducir el desperdicio de alimentos? ¿O simplemente estás buscando recetas deliciosas? ¡Perfecto! En nuestro sitio web encontrarás tanto recetas como muchos trucos y consejos sobre el almacenamiento de alimentos, el uso de las sobras y mucho más.

Recetas relacionadas

Cocina un plato diferente con los sabores más tradicionales

Un bocado crujiente con un sabor auténtico y bajo contenido en carbohidratos

Cocina al horno y acierta con esta deliciosa receta