Página de inicio > Recetas > Tarta de castañas al chocolate
print

Tarta de castañas al chocolate

Un postre especial para celíacos que sabe delicioso

Prepara este postre con ingredientes otoñales. Además, ¡los celíacos también pueden tomarlo! Utilizando Papel de Horno evitarás que la mezcla se pegue al Molde de Aluminio de Albal®

Ingredientes

Para 4 personas
   250 g de castañas
   250 g de azúcar
   150 g de maicena
   75 g de mantequilla
   50 g de cacao en polvo sin gluten
   6 huevos
   ½ litro de leche
   1 cucharada de levadura química
   1 pizca de sal
Preparación
30 minutos
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Paso a paso

1 - En un cazo ponemos agua a hervir. Cuando comience a hervir vertemos las castañas en el agua y las retiramos a los 10 segundos para poder pelarlas con facilidad.

2 - En un cazo, vertemos la leche y las castañas, agregándole una pizca de sal. Cocemos durante 20 minutos o hasta que las castañas estén bien tiernas. Retiramos del fuego y las trituramos con la leche. Apartamos en un bol con el Cubre Recipientes Elástico.

3 - Batimos los huevos, añadiendo uno a uno progresivamente. Añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que la mezcla adquiera una textura un poco espumosa. Le ponemos la crema de las castañas, la maicena, el cacao, la mantequilla y la levadura con los huevos y el azúcar. Mezclamos bien y vertemos en un Molde de Aluminio engrasado con mantequilla o forrado con Papel de Horno.

4 - Introducimos en el horno previamente precalentando durante 45 minutos a 170º C. Retiramos del horno, y lo dejamos 10 minutos antes de desmoldar. Dejamos que se enfríe.

Logo iniciativa Save Food de Albal®

Truco Save Food

Si nos sobra tarta y se pone dura, podemos aprovecharla para preparar un pudin con ella, y así evitamos tirarla a la basura.

Tarta de castañas al chocolate

Recetas relacionadas

Cocina fácilmente una de las recetas más populares de la dieta mediterránea

Una receta contundente para llenar todos los estómagos

Tarta Panna Cotta 19.05.2020

Blanca como la nieve, rosa como la frambuesa y doblemente cremosa y sabrosa para disfrutar.