Página de inicio > Recetas > Pesto de verduras y hortalizas
print

Pesto de verduras y hortalizas

¿Tienes la mitad de un pimiento, una zanahoria, un poco de rúcula? ¡En 1-2-3- conviértelos n en un delicioso Pesto!

¿En la nevera hay una zanahoria solitaria o medio pimiento? ¿Hay un poco de lechuga sobrante en el cajón? ¡Perfecto! Podemos hacer un delicioso pesto con un poco de sobras en un abrir y cerrar de ojos, tal y como nos gusta. Añade un poco de pasta y la comida está lista.

 

Ingredientes

Para 4 personas
   150 g de verduras (por ejemplo, 1 zanahoria o 1/2 pimiento o 1 calabacín pequeño)
   1 diente de ajo
   30 g de frutos secos o semillas (por ejemplo, piñones, avellanas, almendras, nueces, semillas de calabaza)
   1 cucharadita de zumo de limón
   50-100 ml de aceite de oliva
   Sal, pimienta
   Papel Horno Albal®
   Film transparente Albal®
Preparación
Preparación: 20 min. Horneado: 10 min.
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Paso 1

Precalentar el horno de 200ºC.  Limpiar los 150 g de verduras y cortarlas en trozos de aproximadamente 1 cm.  Forrar una bandeja del horno con Papel para horno Albal®. Repartir las verduras en una mitad de la bandeja, rociar ligeramente con aceite de oliva y sazonar con un poco de sal y pimienta. En la otra mitad, esparcir 30g de nueces o los frutos secos que hayas escogido. Colocar la bandeja en el medio horno y hornear durante 8-10 minutos.

Paso 2

Pasado el tiempo de horneado, colocar las verduras y los frutos secos en un recipiente alto.  Pelar y picar el diente de ajo y añadirlo a las verduras junto con el aceite de oliva y el zumo de limón.  Con la batidora de mano hacer un puré fino.  Si es necesario, añadir un poco de aceite hasta conseguir la consistencia deseada.  Sazonar al gusto con sal y pimienta.

Paso 3

Pasar el pesto a un recipiente adecuado o a un bol pequeño.  Alisar la superficie y cubrir con aceite de oliva, así el pesto se conservará por más tiempo.

Consejos

Consejo 1: El pesto también puede preparase con las hojas de lechuga, rúcula, espinacas tiernas o canónigos).  En este caso, son suficientes 100 g de las hojas, que se trituran en crudo junto con el resto de los ingredientes.

Consejo 2: Hemos optado por un pesto puramente vegano, que tiene un sabor muy agradable al gusto.  Pero quien lo prefiera; por supuesto, puede añadir un poco de queso parmesano.

Receta Albal® Pesto de calabacín, pesto de zanahoria, pesto de pimiento en tarros.

Lo mejor para las sobras:

La receta básica del pesto es perfecta para aprovechar los pequeños restos de verduras o las hortalizas que no son del todo frescas.  Cubrir el bol con Film transparente Albal® y guardar en la nevera hasta el momento de utilizarlo.  El pesto se conservará durante al menos 5 días.

Recetas relacionadas

Atrévete a cocinar una receta típica de la gastronomía japonesa

¿Has cocinado demasiada polenta? ¡No te preocupes! Puedes usarla para hacer patatas fritas deliciosas, ya que la polenta sabe igual de bien al día siguiente.

Una receta perfecta para los que no tengan mucho tiempo. ¡Esta Quiche de calabacín y jamón york en colaboración con Thermomix te encantará!