Página de inicio > Recetas > PATATAS FRITAS DE POLENTA
print

PATATAS FRITAS DE POLENTA

¿Has cocinado demasiada polenta? ¡No te preocupes! Puedes usarla para hacer patatas fritas deliciosas, ya que la polenta sabe igual de bien al día siguiente.

Haz patatas fritas con la polenta que te ha sobrado

Calcular la cantidad exacta de algunos alimentos es bastante difícil. ¿A quién no le ha sobrado alguna vez arroz o fideos? Esto también suele pasar con la polenta. No sé cómo lo hacemos, pero cuando acabamos de comer, la olla sigue medio llena. Para que no tengas que tirar la polenta, te hemos preparado un gran consejo con el que podrás aprovechar las sobras: la polenta sigue muy rica al día siguiente, sobre todo si la preparas en forma de patatas fritas. Además de rápida y fácil, es una forma sostenible de aprovechar lo que tenemos en casa.

Ingredientes

Para 4 personas
   350 g de polenta
   1,25 l de caldo de verduras
   1 diente de ajo machacado
   2 cucharadas de copos de levadura (opcional)
   2 cucharadas de aceite de oliva
   Romero y tomillo (un puñado)
   Sal y pimienta
Preparación
-
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

PREPARACION DE LA POLENTA

  1. Primero lava las hierbas, sécalas con cuidado y pícalas.
  2. Hierve el caldo de verduras en una olla ancha. Retira con cuidado la olla del fuego y echa la polenta en el caldo sin dejar de remover.
  3. A continuación, puedes añadir el ajo, los copos de levadura y el aceite de oliva.
  4. Por último, solo tienes que añadir las hierbas picadas y sazonar con sal y pimienta.

PREPARACION DE LAS PATATAS FRITAS DE POLENTA

Si quieres hacer patatas fritas de polenta al día siguiente con las sobras, solo necesitas papel de horno Albal® y un poco de aceite de oliva. Solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Precalienta el horno a 200 °C con calor arriba y abajo.
  2. Extiende la pasta de polenta sobre una tabla de cocina y aplástala.
  3. Corta la polenta en trozos de un dedo de largo y de grosor.
  4. Coloca papel de horno antideslizante de Albal® en la bandeja de horno. Al igual que hacemos con las patatas fritas normales, coloca las patatas fritas de polenta de manera uniforme en el papel de horno.
  5. Unta las patatas fritas ligeramente con aceite y mételas en el horno caliente durante 30-40 minutos hasta que estén crujientes.

Las patatas fritas de polenta son un snack riquísimo

¡Listo! Ya tienes un acompañamiento delicioso con el que evitarás el desperdicio diario de alimentos. Si quieres descubrir más consejos y recetas para aprovechar las sobras, echa un vistazo a Recetas - Albal

Recetas relacionadas

Una receta Save Food con la que te chuparás los dedos

Las sobras pueden ser deliciosas y muy fáciles de preparar. ¡Dales una segunda vida a los alimentos en forma de riquísimas recetas!

Prepara tus propios nuggets y date un capricho