Página de inicio > Recetas > Pan de patata
print

Pan de patata

¿Ayer cociste demasiadas patatas? ¡No te preocupes! Puedes aprovecharlas para hacer un pan de patata muy jugoso

¿Hay algo mejor que una rebanada tostada de pan fresco hecho por ti mismo? Si quieres probar algo nuevo y mucho más sabroso, te recomendamos hacer pan con las patatas que te sobraron ayer. ¡A continuación, te explicamos cómo hacerlo!

El invierno es el mejor momento para disfrutar de la calidez del hogar y hornear tu propio pan. ¿Te apetece probar algo nuevo? El pan de patata es una alternativa deliciosa a los panes habituales. Además, esta receta nos permite reutilizar las patatas ya cocidas o los restos de patatas crudas que solemos tirar a la basura. Las patatas aportan mucha jugosidad al pan y hacen que se mantenga fresco durante más tiempo. ¿Te atreves? ¡Te contamos la receta!

Ingredientes

Para 4 personas
   Para 1 pan de patata
   220 g de patatas cocidas
   12 g de levadura fresca
   320 g de agua tibia
   10 g de sal
   500 g de harina de espelta (tipo 630)
   Consejo: puedes congelar y conservar la levadura sobrante en nuestras bolsas de congelación Albal®.
Preparación
5 h
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Paso 1

Pela y cuece las patatas. Una vez que estén cocidas, machácalas con un pasapurés. Espera a que se enfríe el puré.

Paso 2

En un bol, mezcla la harina de espelta con la sal.

Paso 3

Disuelve la levadura en el agua tibia y añádela al bol junto con la mezcla de harina de espelta y sal. A continuación, amasa bien todo hasta conseguir una masa uniforme.

Paso 4

Añade el puré de patatas a la masa. Mezcla bien todos los ingredientes.

Paso 5

Cubre la masa de pan y déjala reposar durante 4 horas.

Paso 6

Precalienta el horno a 250 °C con calor arriba/abajo.

Paso 7

Vuelve a amasar la masa de pan en una superficie de trabajo enharinada y dale forma de pan.

Paso 8

Baja la temperatura a 230 °C.

Paso 9

Cubre el molde con papel de hornear, vierte la masa en el molde y hornéala en el horno precalentado durante 50 minutos.

Para evitar que tu delicioso pan de patata se pegue al molde, te recomendamos forrar el molde, con Papel de Horno en rollo Albal®. Gracias a su estructura antiadherente, el pan puede sacarse fácilmente del molde en una sola pieza y con un aspecto muy apetitoso. Además, el constante deslizamiento y enrollamiento del papel de horno ya es cosa del pasado: el nuevo e innovador papel de horno en rollo de Albal® con parte inferior antideslizante hace que hornear sea increíblemente fácil. Pero eso no es todo: ¡también evitarás las manchas imposibles típicas de los moldes engrasados!

Si ves que la corteza está demasiado oscura tras unos 30 minutos, ¡no te preocupes! Solo tienes que cubrir el pan con papel de aluminio Albal® y seguir horneando tranquilamente.

No lo creemos, pero si te sobra un poco de pan de patata, puedes congelarlo en nuestras bolsas de congelación Albal®. ¡Así se mantendrá fresco y delicioso durante más tiempo!

Receta Albal®_Pan de Patata jugoso con corteza; Haz un pan de patata jugoso con una bonita corteza

¡El pan y la mantequilla son tal para cual!

No hay nada como una buena rebanada de pan con mantequilla. Y seamos sinceros, ¿hay algo que sepa mejor en el pan de patata fresco que la mantequilla? ¿Qué tal si preparas unos deliciosos bocaditos de mantequilla y te los llevas, ya sea al parque, al colegio, a la oficina, etc., en nuestras bolsas para bocadillo con cierre adhesivo?

Para darle un toque aún más especial, puedes usar una mantequilla de hierbas. Lo ideal sería utilizar las hierbas sobrantes que has guardado de días anteriores, en nuestras bolsas de congelación Ultra-Zip® de Albal®: bocaditos que se deshacen en la boca y enamoran a los más gourmets.

 

Recetas relacionadas

Aprovecha los tomates muy maduros que tengas en casa para hacer tu propio y delicioso kétchup. ¡Una receta que no debería faltar en ninguna barbacoa de verano!

Descubre esta deliciosa receta de calabacines rellenos de arroz y carne en colaboración con Thermomix.

¿Tienes coliflor en la nevera que se te va a poner mala? Entonces utilízala para hacer esta deliciosa receta de pizza. ¡Es mucho más ligera que la pizza tradicional!