Página de inicio > Recetas > Hamburguesas de Remolacha
print

Hamburguesas de Remolacha

Una receta vegetariana y sostenible: aprovecha la remolacha que te sobra para hacer hamburguesas deliciosas. ¡Es facilísimo!

La remolacha es un ingrediente ideal para las ensaladas: ¡le dan color y un sabor terroso único! Sin embargo, suele ponerse mala rápidamente. Por eso, te hemos traído una receta con la que podrás aprovechar las sobras y evitar el desperdicio de alimentos: las hamburguesas de remolacha están muy ricas, son sanas y te ofrecen una alternativa vegetariana a la versión tradicional de carne.

Ingredientes

Para 4 personas
   350 g de remolacha pelada y cortada en dados
   90 g de quinoa
   ½ cebolla
   2-4 cdas. de pan rallado
   1 huevo
   1 diente de ajo picado
   2 cdtas. de zumo de limón
   Sal y pimienta
Preparación
80-90 min
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

PASO 1

Precalienta el horno a 180 °C y coloca una hoja de papel de horno antideslizante de Albal® sobre una bandeja de horno.

PASO 2

Prepara la quinoa siguiendo las instrucciones del paquete.

PASO 3

Corta la remolacha en dados grandes, repártelos sobre el papel de horno y rocía un poco de aceite de oliva por encima. Hornéalos durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, sácalos del horno y deja que se enfríen.

PASO 4

Pon los dados de remolacha en un recipiente alto y bátelos con cuidado. ¡Importante!: no tritures los dados hasta convertirlos en un puré, sino que deben quedarse con bastante consistencia.

PASO 5

Pon la remolacha triturada y el resto de los ingredientes en un bol y mézclalos bien. Si la mezcla está demasiado húmeda, añade un poco más de pan rallado. Cuando hayas conseguido la consistencia deseada, prueba la mezcla para ver si está buena o debes corregir la sal.

PASO 6

Dale forma de hamburguesas a la masa. Cuando ya las tengas, cúbrelas con film transparente de Albal® y mételas a la nevera durante media hora.

PASO 7

Por último, coloca las hamburguesas sobre el papel de horno. Hornéalas por ambos lados hasta que estén ligeramente crujientes por fuera. Para ello, dale la vuelta con cuidado a cada hamburguesa tras 15 minutos con una espátula y hornea el otro lado durante otro cuarto de hora. Lo mejor de todo es que no se quedarán pegadas gracias a la capa antiadherente del papel de horno.

¡Listo! Ya tienes tus deliciosas hamburguesas vegetarianas y habrás aprovechado las sobras de comida. Puedes comértelas solas o combinarlas con tus ingredientes para hamburguesa favoritos. ¡Están tan buenas que te van a encantar!

 

¿Quieres aprender a aprovechar las verduras que te sobran? ¿Qué te parece una pizza de coliflor? ¿O prefieres algo más dulce como una tarta de zanahoria en vaso

Recetas relacionadas

Tierno, jugoso y con un delicioso relleno de vegetales

Un plato ligero y otoñal con el que alegrar tu hora de la comida

Maravillosamente jugoso, chocolateado y decorado con un guiño a San Valentín