Página de inicio > Recetas > Cuencos de Chocolate
print

Cuencos de Chocolate

Joyas comestibles hechas de tu chocolate favorito. Rellénalo de forma sencilla y deliciosa para cualquier época del año.

Nuestros pequeños cuencos de chocolate tienen mucho éxito y son muy fáciles de hacer. Todo lo que necesitas es un poco de Film transparente Albal® y unos cuantos boles, platos, vasos o tazas con una base lisa. ¡Y ya estaría hecho!

Ingredientes

Para 6 personas
   100 g de chocolate (oscuro o con leche, como quieras)
   Film transparente Albal®
Preparación
Preparación 25 min. + Enfriamiento 1 hora
Dificultad

Productos sugeridos

Preparación

Paso a Paso

  1. Corta 100 g de chocolate y derrítelo al baño maría. Es muy simple: Prepara una olla pequeña y otra más grande. Llena la olla más grande hasta 1/4 de su capacidad con agua y colócala a fuego medio e introduce en ella la olla pequeña con el chocolate a trozos. De este modo, se calienta en primer lugar el agua contenido en la olla grande, calentando gradualmente el chocolate de la olla pequeña, de forma lenta y constante. Es indispensable que en todo momento la olla pequeña esté en contacto con el agua para que se produzca la trasmisión de calor. Asegúrate de que la olla pequeña no toque el fondo de la olla grande, sino que debe flotar, de esta forma se garantiza que la transferencia de calor sea indirecta y se evita llegar a temperaturas mayores de las deseadas. Remueve el chocolate de vez en cuando. Una vez que esté derretido, deja que se enfríe un poco.
  2. Prepara 6 pequeños boles, tazas o vasos que tengan un fondo liso. Corta el Film Transparente de Albal® en cuadrados para que coincidan con los bols o vasos que vayas a utilizar. Coloca un trozo de film transparente en cada cuadrado de la superficie de trabajo. Esparce con una cuchara una porción del chocolate derretido sobre el film. No extiendas el chocolate demasiado fino, de lo contrario los cuencos de chocolate se romperán o astillarán más fácilmente cuando los rellenes. Coloca con cuidado el film con el chocolate sobre un bol, taza o vaso al revés y presiona lo menos posible.
  3. Repite el proceso hasta que todos los cuencos de chocolate estén preparados. Enfríalos durante una hora. Puedes hacer a temperatura ambiente o dentro del frigorífico.
  4. Primero, separa los cuencos de chocolate endurecido de sus moldes. La mejor manera de hacerlo es levantarlos cuidadosamente con un cuchillo afilado entre el recipiente y Film Transparente de Albal®. Entonces saldrán por sí mismos. Luego, con cuidado, quita el film transparente de los cuencos de chocolate.

Consejo Albal®

Nosotros hemos rellenado los tazones de chocolate con crema de mascarpone y bayas. Te dejamos la receta por si la quieres utilizar:

Batir 125 g de crema batida con la batidora de mano hasta que esté firme. Mezcla 250 g de mascarpone, 1 paquete de azúcar de vainilla y 30 g de azúcar glasé con la batidora de mano hasta que quede suave. Dependiendo de la consistencia del mascarpone, añade un poco de leche y sigue batiendo la crema hasta que esté suave. Remueva la crema con una espátula. Introduzca al frigorífico la crema por unos minutos para que enfríe. Mientras tanto, lava las bayas, sécalas y córtalas a tu gusto. Coloca los cuencos de chocolate en pequeños platos y añade las bayas y luego la crema de mascarpone y decóralas con las bayas que quieras.

Estos tazones o bols de chocolates los puedes rellenar a tu gusto.

Receta Albal®: Cuencos de chocolate con film transparente Albal® rellenos de crema mascarpone y bayas.

Lo mejor para las sobras

Los cuencos de chocolate pueden guardarse en el frigorífico durante varios días.

Recetas relacionadas

Helado de moras 09.08.2019

Cocina un apetitoso helado sin necesidad de utilizar heladera

Da rienda suelta a tus dotes culinarias y date un capricho con este postre

Pan en forma de conejo de Pascua