print

Consejos Albal® para la conservación en la nevera

Reglas que hay que tener en cuenta.

¿Sabes por qué algunas neveras tienen dibujadas alimentos en cada balda o la razón de que las verduras se coloquen en el cajón? Conservar los alimentos de la nevera tiene sus reglas: coloca cada alimento en el lugar del frigorífico que le corresponde según el nivel de enfriamiento y protege los alimentos de la sequedad, olores o gérmenes con los productos de Albal®.

25. septiembre 2019, 15:01 Uh

En general

Un buen almacenamiento comienza en la compra. Se debe conservar los alimentos con cuidado de vuelta a casa. Si hace mucho calor utilizar bolsas de frío para el transporte de los alimentos sensibles. En la nevera, un correcto embalaje es importante. Almacenar utilizando los productos Albal® adecuados, protege los alimentos de la sequedad, transferencia de olores y gérmenes al mismo tiempo que aumenta su vida útil. El período de conservación de los alimentos depende de lo frescos que estén al empezar el almacenaje, la temperatura  y humedad de almacenamiento, así como el tipo de embalaje.

La nevera

Como en los frigoríficos el aire frío viene de arriba y en la parte más baja sin refrigeración el aire caliente sube, la nevera tiene diferentes zonas frías, adecuadas para el almacenamiento de diferentes tipos de productos. Independientemente de la zona en que se almacenen, nunca deben guardarse demasiado juntos. El aire del refrigerador debe poder circular bien y enfriar  suficientemente. Los alimentos nuevos deberán guardarse en la parte trasera y no debe entrar en contacto con la pared posterior de la nevera. Almacenar los alimentos en los productos Albal® los protege de la sequedad y de la transferencia de olores y gérmenes manteniéndolos frescos más tiempo. 

Estáticas, dinámicas o con diferentes zonas, cada nevera tienen diferentes capacidades de refrigeración. Las neveras convencionales tienen refrigeración estática, lo que significa que se crean zonas frías con temperaturas entre 0 º C y  10 ° C. Una nevera con refrigeración dinámica tiene un ventilador que optimiza el intercambio de calor. En una nevera dinámica, los alimentos pueden almacenarse en cualquier compartimiento. Las neveras más modernas con múltiples zonas tiene zonas de temperatura adicionales, por ejemplo una zona de almacenamiento en frío dividida en seco (con humedad relativa del 50%) y húmedo (aproximadamente al 90%), así como una zona de bodega con temperaturas de entre 8 ° C y 14 ° C. Las diferentes temperaturas nos permite almacenar cada alimento con las condiciones que mejor lo conservan.

Frutas y verduras

La comida puede verse afectada por elementos como  el etileno o por la humedad. El etileno es un agente de maduración incoloro que desprenden ciertos tipos de frutas y verduras, lo que hace que otras frutas almacenadas junto a ellas maduren más rápido. Las manzanas, los albaricoques y los tomates son grandes emisores de etileno, así como los aguacates, los plátanos y las peras. Si bien la fruta que es sensible al etileno puede estropearse pronto, otras frutas maduran mejor.                                              

La humedad relativa se reduce por el almacenamiento en frío, lo que influye en el periodo de conservación. Como las frutas y las hortalizas necesitan una alta humedad relativa, las bolsas para Verduras Albal® regulan su atmósfera de manera óptima. En general, es cierto que las frutas y las verduras que son sensibles al frío pueden ver afectado su sabor y consistencial al guardarse en la nevera.

Para conservar sus nutrientes , el tiempo de almacenamiento de las frutas y verduras debe ser lo más corto posible. Las siguientes frutas son sensibles al frío y se debe almacenar en la nevera entre 10 ° C y 14 ° C ( por ejemplo, en el cajón de las verduras): cítricos , melón , granada, mango,  papaya... La fruta también se puede almacenar a temperatura ambiente, igual que los tarros de verdura, si se va a comer el mismo día o al siguiente. Los frutos con hueso deben mantenerse en el compartimiento inferior de la nevera entre 2 º C y 4 ° C , asi se puede almacenar durante 3 o 4 días . Para que la fruta tenga todo su sabor es mejor sacarla de la nevera una o dos horas antes de comerla. Para preservarla mejor, la fruta se puede mantener en un plato cubierto con Cubre-recipientes elásticos Albal®. La temperatura ideal de almacenamiento de las verduras (pimientos, berenjenas, calabacines, pepinos,  patatas, judías verdes, calabazas, tomates) se sitúa entre los 6 °C y los 8 °C. En las zanahorias, coles, hinojo y apio siempre se debe retirar la parte verde para maximizar el periodo de conservación. Las hierbas frescas se pueden almacenar en un vaso de agua o, humedecidas, en una Bolsa Zipper de Albal®.

Quesos y embutidos

El queso debe mantenerse en la nevera, pero es mejor sacarlo media hora antes de comerlo. Si lo envuelves con Papel de Aluminio Albal®, debes perforarlo antes con una aguja. El queso rallado debe utilizarse en pocos días para evitar la aparición de moho. Una vez rallado, el queso se mantiene fresco por más tiempo en una bolsa Zipper de Albal® y se puede utilizar directamente desde la bolsa. El jamón, el salami y otros embutidos se pueden servir en un plato aparte del queso y cubrirlos con Film Transparente Albal® hasta que esté listo para comer. También puedes usar los Cubre-recipientes Elásticos de Albal® que gracias a su cinta elástica son muy cómodos de utilizar y reutilizar.

Olores

Todo lo que no está almacenado en su embalaje original o si ha sido abierto, necesita una protección especial para evitar el intercambio de olores. El contenido de las latas abiertas deben guardarse en un recipiente adecuado y cubierto. Los Cubre-recipientes Elásticos de Albal® son ideales. Disponibles en varios tamaños se adaptarán a cualquier necesidad. Los alimentos cocinados pueden congelarse rápida y limpiamente con las Bolsas de Congelación Albal®. Los envases abiertos se pueden cerrar con Papel de Aluminio Albal® para evitar transmitir olores y mantener el interior más fresco. Para mantener un ambiente agradable dentro de la nevera, puedes poner en él rodajas de limón o un pequeño tazón con café molido. El vinagre diluido es bueno para limpiar regularmente la nevera.

Consejos Albal® para la conservación en la nevera

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

Convierte las sobras en una exquisita tartaleta

¡Utiliza Papel de aluminio Albal®!

Utilizamos cookies para asegurar el correcto funcionamiento del sitio web, por razones de marketing y análisis de alcance y para hacerlo más amigable con el cliente. Al continuar, expresas tu consentimiento para el uso de cookies. Para más detalles sobre esto, haz clic en "más información".