Página de inicio > Tips & Tricks > Congela y conserva la pechuga de pollo como un auténtico chef
print

Congela y conserva la pechuga de pollo como un auténtico chef

Ya sea al horno, a la sartén o como guarnición de una ensalada: ¡la pechuga de pollo es el ingrediente estrella de diversas recetas gourmet!

A continuación, te contamos cómo congelarla correctamente en unos pocos pasos para que la tengas siempre a mano por si se te antoja algún plato con pollo. Sigue nuestros consejos para aprender a congelar y conservar correctamente la pechuga de pollo: ¡así podrás preparar tus platos favoritos en cualquier momento! ¿Querías preparar un plato con pollo, pero el supermercado ya está cerrado? ¿O has aprovechado que había una oferta muy buena y te has llevado más cantidad de lo normal para congelarlo? ¡No te preocupes! Este alimento no solo es una excelente fuente de proteínas, sino que además se puede congelar de maravilla. Si lo haces correctamente, puedes conservar las pechugas de pollo en el congelador hasta 6 meses y aprovecharlas luego hacer un delicioso curry o unos burritos rápidos. De esta forma, las tendrás siempre a mano para cuando te apetezca preparar rápidamente uno de tus platos favoritos.

06. febrero 2023, 10:52 Uh

¿Cómo congelar la pechuga de pollo?: ¡aquí te lo contamos! 

Para conservar la pechuga de pollo correctamente, solo tienes que seguir unos sencillos consejos. En primer lugar, es importante que congeles el pollo lo más fresco posible. Además, te recomendamos cortarlo en el tamaño que más te guste y dividirlo en porciones. De esta forma, luego podrás descongelar solamente la cantidad que necesites. También es muy importante cerrar herméticamente la bolsa de congelación para que la calidad de los alimentos no se vea afectada al conservarlos en el congelador. Aquí te explicamos cómo congelar correctamente las pechugas de pollo en unos pocos pasos:

1. Preparar

Cuanto más fresco esté el pollo, mucho mejor: te recomendamos congelarlo nada más comprarlo en la carnicería o en el supermercado.

2. Dividir en porciones 

Divide la carne en porciones antes de descongelarla para luego poder sacar únicamente la cantidad necesaria. Para ello, corta la pechuga de pollo fresca en trozos del tamaño que quieras sobre una tabla limpia. Si no sueles comer la carne en trozos, puedes cortarla en tiras o en filetes, según como la vayas a utilizar luego.

Truco Albal®: Dividir en porciones antes de congelar

3. Envasar

Las bolsas de congelación Ultra-Zip® de Albal® son perfectas para congelar pollo u otras aves. Para hacerlo de la mejor manera posible, mete el pollo en la bolsa, asegurándote de que los trozos cortados queden bien repartidos por toda la bolsa y no se peguen unos a otros. De esta forma, te resultará más fácil sacar y descongelar las porciones más pequeñas más tarde. Para envasar la carne de forma hermética, coloca la bolsa de congelación Ultra-Zip® sobre una tabla y ciérrala de forma que solo quede una abertura del ancho de un dedo. A continuación, saca el aire restante de la bolsa presionándola con la mano antes de cerrarla por completo. ¡Ya tendrás tu pollo perfectamente preparado para conservarlo en el congelador!

Si la envasas herméticamente como te hemos explicado, la pechuga de pollo puede conservarse en el congelador durante medio año aproximadamente. Cuando quieras utilizarla, recuerda que es muy importante sacarla con tiempo del congelador para que se vaya descongelando poco a poco. Los trozos y porciones más grandes, en particular, tardan un poco más, por lo que el proceso de descongelación debe realizarse en el frigorífico y no a temperatura ambiente.

Nuestra aplicación gratuita Foodsaver® de Albal® te avisará cuando quede poco para que tu pechuga de pollo se ponga mala y puedas aprovecharla para hacer tus platos favoritos. En nuestra colección de recetas seguro que encuentras ideas inspiradoras para tu próxima sesión de cocina. ¡Tenemos para todos los gustos!: veganas, vegetarianas, bajas en calorías, con carne...

¿Quieres descubrir más trucos para conservar correctamente los alimentos que tienes en casa? Entonces échale un vistazo a nuestra página web: allí te contamos desde cómo congelar correctamente la carne picada a cómo conservar los alimentos frescos durante más tiempo en el congelador.

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

¿Es necesario escaldar las judías verdes antes de congelarlas? ¿Cuál es la vida útil de las judías congeladas? ¿Algún aspecto que necesite atención especial? Explicamos paso a paso cómo congelarlas.

Ya sea en lonchas, en dados o rallado, la buena noticia es que: ¡el queso se puede congelar!

¡Todo el mundo conoce y adora la pizza congelada! Hecha rápidamente en el horno, está lista en un instante y es una crujiente solución en algunas noches de domingo.