Página de inicio > Tips & Tricks > Congelar mantequilla correctamente
print

Congelar mantequilla correctamente

¿Compraste mantequilla y ahora tienes que almacenarla?. O ¿te queda algún trozo en la nevera? No hay problema, la mantequilla se puede congelar muy bien.

Usamos la mantequilla para muchos platos. Es perfecta para hornear, para freír o para untar en pan. Por eso, vale la pena tener un pequeño suministro de mantequilla en casa. Y lo mejor es que la mantequilla se puede congelar muy bien. Ya sea en pequeñas porciones, o como una pieza entera. En nuestro consejo explicamos cómo se puede congelar la mantequilla y cómo podemos extender fácilmente su vida útil.

14. mayo 2020, 14:43 Uh

Lo que necesitas para congelar la mantequilla

Bolsas de Congelación Herméticas Ultra-Zip® Albal®

y por supuesto la mantequilla

Congelar mantequilla – paso a paso:

1. Porción de mantequilla

La mantequilla se puede congelar fácilmente, ya sea en un trozo entero o media porción con el embalaje original, e incluso en pequeñas porciones. Normalmente, se recomiendan porciones de 125 gramos, sobre todo, si se van a hornear pasteles o galletas.

2. Congelar la mantequilla

Pon la mantequilla en una Bolsa de Congelación Hermética Últra-Zip® Albal® manteniendo su embalaje exterior. Elimina el aire de la bolsa y ciérrala herméticamente. La mantequilla está lista para congelar.

3. Vida útil de la mantequilla en el congelador

La mantequilla puede mantenerse durante nueve meses en el congelador. Y para asegurarnos de no olvidarnos de ella, la Aplicación Foodsaver de Albal® nos recordará hasta qué fecha la podemos usar.

4. Consumir mantequilla congelada

La mantequilla se debe descongelar antes de usar. Para ello, coloca el trozo de mantequilla en un plato y descongélalo en el frigorífico o a temperatura ambiente. Después de descongelarse, podrás usarla tanto para hornear, como para freír o directamente para untar.

Truco Albal®: Congelar Mantequilla en la bolsa de Congelación Hermética Ultra-Zip® Albal®

Productos sugeridos

Esto podría interesarte también

Con estos tres consejos para aprovechar la leche que te ha sobrado o que está a punto de caducar, ¡no volverás a tirar este preciado líquido por el desagüe!

¡Ya no tendrás que volver a tirar la fruta demasiado madura ni la que sobra!

Antes de que los plátanos maduros terminen en la basura, los rescatamos y los congelamos. Los plátanos maduros son perfectos para batidos, helados o pasteles. ¡Congelar en vez de tirar es el lema!