Página de inicio > Recetas > Crema de calabaza con "toppings" deliciosos
print

Crema de calabaza con "toppings" deliciosos

La crema de calabaza es el plato otoñal por excelencia. Hoy te damos unos pequeños consejos para aderezarla con esos ingredientes que te sobran y crear un plato delicioso para los días màs fríos del otoño.

Por desgracia, el verano ya se ha acabado. Sin embargo, con el comienzo de esta nueva estación, a todos nos apetecen las sopas, cremas y guisos calientes típicos del otoño. Hay algo que nunca cambia: ¡la crema de calabaza es el plato estrella de la temporada! Para que este clásico no se nos vuelva demasiado aburrido a lo largo del otoño, te ayudamos a darle un toque especial, pero sencillo, a la receta. Solo tienes que añadirle uno o todos nuestros ingredientes secretos: feta especiado, picatostes crujientes y semillas de calabaza. ¡Cuando hagas sopa de calabaza, recuerda darle nuestro toque especial!

Ingredientes

Para 4 personas
   1 calabaza pequeña (500-800g)
   1 cebolla mediana
   250 ml de leche de coco o nata
   Aprox. 600 ml de caldo de verduras
   Sal y pimienta
   Ingredientes para ese toque especial: Queso feta, picatostes de pan duro o semillas de calabaza
Preparación
30 - 40 minutos
Dificultad

Preparación

Preparación de la crema de calabaza

  1. Parte la calabaza por la mitad y quita las partes fibrosas y las semillas con una cuchara. Córtala en cubos grandes. Pela la cebolla y pícala
  2. Calienta un poco de aceite en una olla. Sofríe bien la cebolla y los trozos de calabaza.
  3. Vierte el caldo de verduras hasta cubrir la calabaza. Añade una cucharadita de sal.
  4. Deja que se cocine a fuego lento durante unos 20 o 30 minutos con la tapa puesta.
  5. Cuando la calabaza esté blanda, puedes triturarla. Añade la leche de coco o nata, pimienta recién molida y nuez moscada.

Receta Albal®¡Dale un toque especial a tu sopa de calabaza!: reinventa este clásico del otoño

¡Dale un toque especial a tu crema!

Cuando termines de hacer tu deliciosa crema de calabaza, puedes pasar a la parte que más nos gusta: ¡el último toque! Para perfeccionar tu plato otoñal, utiliza aquellos ingredientes que ya tengas por casa. Las bolsas multiusos Zipper de Albal® son ideales para guardar este tipo de ingredientes. ¿Te ha sobrado algo de queso feta de la ensalada? En lugar de tirar la comida, te recomendamos mantenerla fresca y volver a reutilizarla.

Tampoco deberías tirar el pan duro, ya que puedes transformarlo en crujientes picatostes en unos pocos y sencillos pasos. Además, luego puedes guardarlos perfectamente en nuestras bolsas multiusos Zipper de Albal® de 3 litros, incluso en grandes cantidades. Añade también las pipas de calabaza tostadas para que tu sopa no solo tenga una presentación bonita, sino que también esté increíblemente buena. ¿Sabes lo mejor de todo? Que también estarás reutilizando las semillas de la calabaza.

Receta Albal® Congela tu sopa de calabaza, consérvala y evita el desperdicio de alimentos.

Consejo de conservación Albal®

Si has cocinado demasiada crema, puedes congelarla fácilmente y comértela otro día. Deja que se enfríe antes de congelarla o echa lo que te sobre en una bolsa de congelación hermética Ultra-Zip® de 3 litros. De esta forma, ya tendrás preparada una comida rica para reponerte en uno de esos días de otoño fríos en las que no apetece cocinar.

Y para no que no se te olvide esta delicia de otoño, coge tu teléfono y anota la fecha de congelación en tu aplicación Foodsaver: ¡te recordará que tienes la crema de calabaza congelada.

Recetas relacionadas

Una receta de David Arroyo (Ideas_entre_fogones)

Un aperitivo tan sabroso como posteable, ¡y bajo en grasas!

Las sobras pueden ser deliciosas y muy fáciles de preparar. ¡Dales una segunda vida a los alimentos en forma de riquísimas recetas!