Trucos Albal®

 

Para que el ajo no pique…

parte el ajo por la mitad y quita el germen con la punta de un cuchillo. Así de sencillo.