Limonada casera americana

portal/pics/recetas/limonada-americana.jpg

Preparación

30 minutos
El secreto fundamental de esta limonada casera es no utilizar agua y azúcar mezclado con el zumo de los cítricos sino en su lugar preparar primero un jarabe con el agua y el azúcar. Al proceder de esta manera, el azúcar quedará perfectamente disuelto. Por eso, veréis que resulta muy estable esta limonada, que incluso un día después de prepararse, sigue perfectamente equilibrada, sin que el azúcar se precipite en el fondo de la jarra ni se "corte" el líquido separándose el agua del zumo de limón. Ponemos el agua y el azúcar en un cazo con unas cortezas de lima y de limón y llevamos a ebullición removiendo hasta disolver el azúcar. Tras unos diez minutos a fuego muy lento, obtendremos un jarabe ligero, que prácticamente no habrá espesado. Dejamos enfriar el jarabe y lo guardamos. Habremos obtenido unos 450 ml de jarabe. Para hacer una jarra de limonada, ponemos la mitad del jarabe (225 ml) en el fondo de una jarra amplia. Cortamos los limones y las limas por la mitad y a cada uno le quitamos una rodaja muy finita que también añadimos a la jarra para decorar. Exprimimos el zumo de los cítricos y lo echamos sobre el jarabe de agua y azúcar, rellenando la jarra con un poco más de agua fría y removiendo ligeramente. Añadimos el hielo y metemos cinco minutos la jarra a la nevera para que se termine de enfriar antes de servir.

Ingredientes (dos personas)

    Limón, 5,
    lima, 2,
    Agua, 400 ml,
    Azúcar, 100 g,
    Ralladura de limón, 20 g,
    Hielo, 10 cubitos